Archivo del sitio

DIA DE REYES


Pues sí, aquí también tuvimos día de reyes a pesar de que esta gente no lo celebra.

El día de antes, Davinia me invitó a tomar roscón de reyes….Roscón de reyes? De cabeza! Pero…Quién lo ha hecho? Ella?……Pues sí! Menuda crack! Vi las fotos cuando lo sacó del horno y madre mía, que buena pinta. Al día siguiente estaba ahí el primero, para ponerle la nata, limpiar el cacharro donde montó la nata con una cuchara y para meterlo al frigo.

Pero que mal quedé porque cuando llegué había hasta un árbol de navidad con regalos….Pero qué regalos?! Yo no sabía nada! Total….Entre eso y el roscón le debo más de una paella a la artista. El roscón estaba mucho mejor que algunos de los que he comido en España, así que tendremos que ponerle un puestecito a esta mujer 😀

Por lo demás nada, decir que el restaurante ha abierto de nuevo tras la semanita de vacaciones, y que el domingo que viene nos vamos a Melbourne. Una visita express, pero haré fotos a saco, con ese estilo “chino” que me caracteriza jeje

Esta semana a ver si es posible que pueda pagar el nuevo curso de business para la nueva visa. En cuanto lo haga os cuento los detalles y demás.

Os dejo con otra foto más de esta maravilla de la “ingeniería cocinesca”. Gracias Davinia!

Share on FacebookShare

NAVIDAD


Estos días de fiestas se echa de menos a la familia, es la primera navidad fuera de casa y claro..algo se nota. Pero menos mal que aquí es todo nuevo y nos distraemos fácilmente.

Para empezar estamos en verano, esos casi 30ºC cuando hace sol ya te hacen olvidarte de que estamos en fiestas de navidad. A quién se le ocurre? jeje No tenemos sensación ninguna de que sean fechas especiales, para nada. Sólo lo notamos cuando algunos amigos se vuelven a casa a pasar un tiempo con las familias o los compañeros de trabajo deciden hacer planes juntos para pasar la noche del 24, etc.

Os dejo con algunas fotos curiosas de la navidad aquí (que pena que no tenga fotos de los autobuses por fuera y los camiones de bomberos, porque son para verlos) y con un vídeo de la Catedral de Sydney con el espectáculo de luces que prepararon. Le he pedido el vídeo a Hannes, uno nuevo que vive con nosotros, pero no se porqué no lo veo bien en el ordenador, de todas formas os dejo un vídeo de Youtube de bastante calidad, aunque filmado desde un pelín lejos.

Otra cosa es que los australianos celebran más la comida del 25 que la cena del 24. Podíamos ver a gente que compraba pizzas en el Domino’s o cenando en restaurantes thailandeses un poco cutrecillos.

Nosotros cenamos en nuestra casa con (suena al típico chiste) un alemán, un inglés, una estonia, una taiwanesa, una japonesa y una china. Cada uno hizo un plato, el que más me gustó fue el de la japonesa, los rollitos de arroz, atún y pepino y los rollitos de arroz con patatas aliñadas que había comprado en Coles (supermercado)…jaja

María hizo una de sus famosas tartas de queso y yo huevos rellenos! no iba a hacer nada, pero al final digo mira, me sobran huevos…

Las asiáticas era para verlas cómo me miraban y me hacían fotos mientras los hacía, ya ves tú, lo más fácil del mundo! Al final sólo a la china le gustaron (creo que se comió 3 huevos enteros fácilmente, no veas el saque que tiene…) las otras dijeron que era demasiada mayonesa para ellas pero que estaban buenos. Y os preguntaréis…qué hizo el inglés? pues….él se encargó de comprar las bebidas claro! jaja porque cocinar…

El 25 por la mañana fuimos a hacer algo típico australiano….barbacoa en la playa! Elegimos Bronte Beach y allí que llegamos a las 11 de la mañana para coger sitio…o eso pensábamos: ya estaba todo pillado! Total, nos conformamos con la sombra de un árbol y ahí instalamos el campamento, aunque para campamento los que había allí. La mayoría de australianos se llevaron sus carpas de plástico y todo, pero lo mejor fue ver a una familia de italianos ya arraigados en Australia que se llevaron una barbacoa de 1,5mx1,5m donde hacían pizzas en un horno calentado con carbón, el cual encendieron con un soplete tamaño militar! Para verlo..jaja. A nosotros nos tocó hacer cola en las barbacoas públicas, pero al final lo conseguimos. Fuimos todos los de la casa (salvo las japonesas que ya tenían planes)y unos buenos amigos chilenos a los que invité además de un par de chicos chinos amigos de Betty, Toni y Michael. Pasamos un gran día porque aunque el tiempo decía que iba a llover hizo un sol increíble y el agua estaba de lujo! Con surfistas que llevaban gorros de papá noel y todo! una locura, lo que yo diga…

Ahora llega la parte divertida, al menos lo fue para mi, para Betty (China) no tanto…Vale que viven en un país que no está abierto al mundo a pesar de los grandes acuerdos comerciales con todo el planeta; por eso puedo entender que no conozcan (verídico) a Michael Jackson, Elvis Preslay, Madonna, etc. También pasa que sea la 3ª o 4ª vez que veas el mar aunque lleves 2 años viviendo en Australia…….pero que NO SEPAS QUE EL AGUA DE MAR/OCÉANO ES SALADA…….eso es para ir a China y encerrar a todos los que trabajan en el ministerio de educación como mínimo! Pues eso, Betty no se había interesado lo más mínimo por el mar hasta hace unos días en los que, claro, cuando hace sol nos vamos a la playa como locos. Ahí te ves a Betty que le confiesa a María que no sabe nadar…Vale. María se ofrece a “enseñarle” y se van a la piscina que hay en la playa para empezar poco a poco. Ahí fue el momento en el que le pregunta a María si le estaba saliendo sangre de la nariz y María extrañada le dice que no, que por qué dice eso. A lo que ella responde que es que le sabe salado (para ella la sangre sabe salada, no a hierro, pero esa es otra historia) y claro, ahí es cuando María se entera de que ella no sabe nada sobre el mar, ni siquiera lo más básico. Y sí, estas cosas pasan en pleno siglo XXI a una persona de 23 años que estudia un Masters en la University of Sydney.

Cuando vuelven me veo que se quieren meter al mar. Expectación total. Tienen toda mi atención. La escena era genial: Betty agarrando a María de la mano que parecía que se la iba a romper y entrando al agua con gafas y los ojos cerrados….

María le de decía: “si no abres los ojos, te comes la ola” , así que ella muy obediente los abre y a esto que se avecina una gran ola…..María la prepara y le dice que se de la vuelta justo cuando venga la ola (hay que reconocer que fue un mal consejo jaja)……ZAS! revolcón del siglo y salida inmediata del agua. Pero bueno, no le cogió miedo aquél día y ayer lo volvió a intentar, esta vez de mano de la estonia, aunque tampoco duraron mucho en el agua.

El cuadro no acaba aquí, Sabrina (Taiwan) se viene a la playa con nosotros pero no quiere que le de el sol, por aquello de que no les gusta ponerse morenos..Después estaban los otros dos chicos chinos, uno que no sabía nadar tampoco y que era la segunda vez que veía el mar en su vida y el otro que sí que sabía nadar, le encantaba el mar y que se tiró adentro como loco. Yo fui con él y cuando estamos dentro me dice que sólo sabe nadar a braza (tipo rana) y el mar estaba con unas olas y corrientes bastante fuertes, total que le di algunos consejos y me lo llevé para la orilla por lo que pudiera pasar después de verlo tragar agua unas cuantas veces…Y es que en la playa de Bronte las corrientes son peligrosas, tienen hasta nombre: “Bronte Express”, porque en cuanto menos te lo esperas te lleva a las rocas y de ahí te saca a mar adentro.

Lo pasamos muy bien como podéis ver! Lo malo…es que María vuelve a España el miércoles 😦

PD: siento la calidad de las fotos. Me parece que están preparando un vídeo de estos dos días así que cuando esté listo os lo subo.

Share on FacebookShare