Archivo del sitio

DIA EN EL MUSEO

THIS IS SYDNEY

FIN DE AÑO


El día 31 por la mañana todavía no tenía planes para lo que iba a hacer esa noche, porque al principio iba a pasar el día con unos amigos chilenos, pero uno de ellos trabajaba por la mañana (Nacho) y yo no tenía el número de teléfono de los otros así que ahí estábamos, a lo que surja.

No conseguí hablar con Nacho hasta las 1pm más o menos y la indecisión me estaba matando, porque Sabrina se había levantado a las 5 de la mañana para coger sitio en vete a saber dónde! Hannes me dijo que también se iba a las 12…Así que para esa hora le dije a Hannes que me iba con él y que ya luego me encontraría con los “Chi-chi-chi! Le-le-le!” (grito chileno que usan en partidos de fútbol, etc.).

Hannes tenía prisa y yo todavía tenía que ir a comprar comida para llevarme, así que él se fue y yo quedé en alcanzarlo después. Cuando me hice unos bocatas me fui andando hasta Botanic Gardens y veo que hay dos guardias en la puerta que no me dicen nada cuando entro…Así que allá que vamos. Cuando ya voy llegando al sitio donde habíamos quedado (el mismo desde donde vi el FLUGTAG) me doy cuenta de que el parque está muy vacío, no había la cantidad de gente que yo me esperaba, así que me eché una risa interna y dije: “já, pardillos los que se han levantado tan temprano”. Cuando ya llego al sitio veo que está cerrado todo con vallas y la zona a la que iba estaba toooda llena de gente :S (Zás! en toda la boca!). Total, que llamo al “pequeñajo” alemán de 1.97 y me dice que ha tenido que esperar una cola de 2 horas que empezaba en la Catedral!! pa cagarse….Me tocaba dar toda la vuelta, con el calor que hacía y encima esperar una cola inmensa…

Cuando por fin consigo salir del parque, y ya en busca de la entrada, me encuentro que es verdad….la cola sobrepasa el Museo de Arte! . Menudo panorama, así estaban las cosas:

El punto A es donde empezaba la cola. El B, el sitio en el que aparecí yo después de volver atrás y el C el destino final. Total, 1.7 km apróx.

Una vez que estaba en B, intenté hacerme el tonto y colarme como quién no quiere la cosa…Pero uno de los organizadores me dijo que dónde iba, que me fuera a la cola, así que ande un poco y a una familia de filipinos que vi les pregunté si podía ir con ellos, que era solamente yo, y me dijeron que sí, que por supuesto, sin ningún problema (un poco más y me dan de comer!). Muy simpática la familia. Los 10-15 minutos que estuvimos en la cola me los pasé hablando con Sócrates (así se llamaba el que me coló, menudo crack y con nombre de crack xD).

Una vez dentro llamé a Hannes que vino a recogerme y nos fuimos a la zona donde estaban sus amigos: una francesa, un chino, 2 ingleses, y varios australianos. Lo pasamos bastante bien y a pesar de que no se podían meter bebidas alcohólicas al recinto, los australianos sabían la manera…y aparecieron al rato con un par de mochilas cargadas, así que lo empezamos a pasar un poco mejor. Eso sí, uno de los australianos era un poco raro, de esos que llaman “creepy” por aquí. Trabaja en un banco analizando fondos y se pasaba el rato hablando de dinero, que si quería vivir en Dubai, que no le gustaba Australia, bla, bla, bla. El típico de buena familia que se encuentra las cosas hechas y que encima le gusta alardear de ello. Bueno, pues estábamos jugando a las cartas (lo que le costó entender las reglas no te cuento…) y me suelta de repente: “Hazme una pregunta matemática”, yo miré al alemán y él me miró a mi y los dos miramos a la francesa como diciendo….de dónde ha salido este?. El australiano insistía, que le preguntara cifras porque las iba a multiplicar muy rápido (boh..). Cuál fue mi sorpresa cuando no daba casi ni una! jajaja Te lo ves pensando, de estos que agachan un poco la cabeza y ves que mueve los labios como haciendo cuentas a la vez que está tocándose la cabeza con un dedo en plan: “piensa, piensa, piensa”.

Cuando ya parece que le salen las cuentas me dice, venga que te voy a enseñar mi método (el mismo método que no sabes usar??). Viendo lo que tardaba en calcular las cifras digo: “A ver…voy a tratar yo de hacer alguna cuenta a la vez que tú con mi método”. A esto que le digo otro par de números y nos ponemos a calcular…de casualidad me sale a mi antes la cifra (yo creo que a él le pesaba la presión xD) y se quedó blanco, preguntándome que cuál era mi método! Y como los que me conocen sabrán, ante cosas así yo siempre digo al momento: “Ahhh, es secreto”. Le vi que le cambiaba la cara porque no me entendió la broma, así que le tuve que decir que nada, que simplemente había hecho lo que te enseñaban en el colegio (no se que se tomó peor jaja). Al final él le echó la culpa al alcohol, aunque sólo se había tomado una cerveza…Pero bueno, fue un día distinto el pasar una tarde al modo australiano. Porque la verdad es que el parque estaba lleno de australianos y muy muy pocos asiáticos o de otras nacionalidades. Por primera vez pude poner a prueba realmente mi inglés al estar rodeado de angloparlantes y no tener escapatoria por ningún lado! jeje

Pasaba la noche y a las 9 empezó el espectáculo para niños. Es un espectáculo de fuegos artificiales similar pero que es a las 9 de la noche, para que después de esa hora, los padres puedan llevárselos a casa, entre otras cosas porque conforme iba pasando el tiempo, el nivel de alcohol en sangre de algunas personas se iba incrementando…que sabemos cómo son los australianos algunas veces. Nosotros nos cambiamos de sitio y nos pusimos en posición ya a las 10,30 para pillar sitio, de otra forma te quedabas con el peor sitio y con los árboles por medio. Por que esa es otra, la parte buena y desde donde se puede ver todo perfectamente la habían vallado y la habían dejado sólo para aquellas personas (del taco, como decimos en Sevilla) que pagaron entrada. Tenían bar, discoteca, sillas….y a los que no pagamos nada (el 90%) teníamos que conformarnos con los huecos libres que dejaban los árboles.

Otra cosa que no me gustó nada es que en el Harbour Bridge hay una pantalla enorme, donde aparecían ciertas formas y más tarde una mano…Pero cuál fue la sorpresa para los europeos que estábamos allí cuando vimos que no había una cuenta atrás! Si tienes una pantalla gigante en mitad del puente…Qué te cuesta hacer una cuenta atrás aunque sea desde 9?? Pues nada, a las 12.05 dedujimos que ya estábamos en 2011, menuda decepción! Pero luego nos fijamos que no sólo nosotros estábamos indignados, si no que un grupo de unos 30 chavales se pusieron a hacer su propia cuenta atrás, la cual siguió todo el mundo! Así que la decepción se nos pasó rápido.

Eso sí, el espectáculo de fuegos, como pudisteis ver en el vídeo que puse en la anterior entrada, fue una pasada, increíble. Para el que tenga la suerte de poder venir a verlos otro año le recomiendo que se vaya a la zona de la Opera House con tiempo y que pille un buen sitio, porque en Botanic Gardens es lo que pasa, que “los árboles no te dejan ver el puente” (era así?).

Después de los fuegos vuelta a casa, no tenía dinero para gastar en una super fiesta y además, ninguno de mis amigos podía quedarse. Los chilenos tenían que pillar el tren vuelta a casa (que menudo caos, por cierto) y a Hannes y a mí no nos iban a dejar entrar en ningún lado con las pintas que llevábamos, así que vuelta a casa, andando por mitad de las calles del CBD. Estaba todo cortado al tráfico, todo un espectáculo ver a toda una marea de gente saliendo del centro. Eso sí, quién estaba en medio de una de las calles más importantes?? Sí señor, el indio que vimos en el festival que vendía zumos!!jaja Él y Mcdonalds eran los únicos que curraban esa noche! haciéndose de oro!

Share on FacebookShare