Archivo del sitio

EL VIAJE II


El vuelo a Shanghai fue bastante bien y muy tranquilo, aunque 12 horas son demasiadas horas para estar tranquilos, sobre todo porque nos pusieron 4 películas cada cual peor que la anterior (Bed time stories, una de Bollywood, una china de hace 10 años mínimo y Duplicity, esta última todavía se libra si no fuera porque ya la habíamos visto), de todas formas no se hace extremadamente pesado.

Ya en el aeropuerto de Shangai estuvimos más relajados y con internet gratis, que en Alemania había que pagar y no está el horno para bollos. Había algo que también me llamó mucho la atención aquí (que novedad en mí…) y es que los agentes de aduana tienen una maquinita al lado del mostrador con 4 botones asociados cada uno a 4 expresiones de satisfacción en caritas sonrientes o tristes y que servía para votar a la persona que te había atendido, curioso el “invento”, una vez hechas las votaciones nos dirigimos a comer.

Tengo que decir, para quien le interese, que había preguntado con anterioridad  al consulado chino en España si podía salir a ver la ciudad y esto es lo que me dijeron:

“Desde el 1 de enero 2000, los ciudadanos españoles en tránsito a un tercer país pueden permanecer durante 48 horas en SHANGHAI (República Popular de China) SIN NECESIDAD DE VISADO, siempre que vayan provistos del correspondiente pasaporte, visado para entrar en el tercer país (si fuera necesario) y billete de avión en regla.”


En el aeropuerto conocimos a una pareja joven de franceses que también iban a Sydney, y comentamos algunas de las “maravillas” de los chinos, como que en el aeropuerto el 80% de los trabajadores no habla inglés o si habla lo hace fatal, y mira que es raro porque coincide que es la Expo de Shanghai y por eso pensábamos que habría más gente preparada para tal acto, pero nos equivocamos.

Otra cosa divertida fue a la hora de comer el plato que nos pedimos, sí, un plato para compartir porque era todo bastante caro en el aeropuerto. Pedimos Noodles con algas y ternera….la verdad es que estaba bueno, pero tenía una pinta asquerosa la ternera, parecían tripas aquello, la carne como desgarrada…el resultado fue que nos comimos sólo los Noodles.

Cambiamos 25E para poder comer y comprar agua, pero si lo llegamos a saber pedimos el dinero en España..menos mal que era muy poca cantidad, porque el gobierno chino se quedó con un 25% de lo que cambiamos, con lo que al final nos dieron 150 Yuanes.

El vuelo a Sydney fue con la misma compañía que el de Frankfurt-Shanghai, pero en un avión bastante más antiguo y los televisores se veían muy mal, eso nos libró de aguantar las películas que pusieron…no nos lo creíamos, pero ¡eran peores que las del primer vuelo!, menos mal que esta vez sí que nos tocó ventana….vimos el amanecer en Australia desde el avión, menuda pasada! El viaje ya merecía la pena cuando nos anunciaron que faltaban pocos minutos para llegar a Sydney. Mientras, nos pasaron las típicas preguntas de si llevábamos algo ilegal, de madera, comida, fruta, etc. y de repente….allí estaba! La bahía de Sydney, con sus calas, llenas de barcos y cruzando de costa a costa el Harbour Bridge, la Opera House y los rascacielos de la ciudad!! Un año y pico haciendo papeles, luchando contra la burocracia española y lo que es peor..con la Universidad! ahorrando todo el dinero que podíamos y por fin estábamos ahí, definitivamente en ese momento todo lo que pasamos queda olvidado, ahora sólo nos queda disfrutar!!

Share on Facebook Share

EL VIAJE I


Dicen que en martes 13 ni te cases ni te embarques…pero después de tanto tiempo luchando por venir a Australia como que nos dio un poco-bastante igual, así que ese día empezó el viaje.

El itinerario sería el siguiente (medido en aeropuertos): Sevilla-Frankfurt Hann-Frankfurt International Airport-Pudong (Shanghai)-Kingsford Smith (Sydney).

Salimos de Sevilla y llegamos a Frankfurt Hann a eso de las 11:30 de la noche, por lo que decidimos que lo mejor era dormir en el Hotel del aeropuerto, total, era un B&B y no muy caro. La habitación estaba muy bien, con un sistema de apertura de puerta por código como el de las Cajas Fuertes electrónicas, curioso para mí que no lo había visto nunca.

La chica de la recepción tenía un inglés perfecto, con el que nos dijo que no tenían habitaciones para los españoles por el palo que se llevaron en el Mundial de fútbol….evidentemente era una broma, pero te ponen una cara tan seria que te quedas un poco sin saber si reírte de verdad o reírte a medias, sobre todo porque nos tocó después de un hombre al que le dijo que esperara su turno para atenderle y eso que sólo se apoyó en el mostrador para escribir una cosa en un papel…nos quedamos en ese momento un poco serios por la mente tan cuadriculada que tienen, normal que sean tan buenos en la ingeniería, si todo se ha de seguir bajo unas pautas muy estrictas (sé el gesto que haría Luca en este momento jaja).

Al aeropuerto internacional de Frankfurt llegamos tras 1h y 30 min en bus. Pasamos al lado de un Hotel Hilton que están construyendo enfrente del aeropuerto,  es un edificio acojonante, es como un submarino tamaño Titanic entero de cristal azulado oscuro…menuda obra de ingeniería, nos quedamos mudos al ver tal “bicharraco”.

Un vez en el aeropuerto fuimos a preguntar en un mostrador de la aerolínea con la que volábamos una duda que teníamos y el tío nos suelta: “Tell the story to them”…..básicamente nos dijo que le contásemos el “rollo” a otra persona de la aerolínea que estaba en otro mostrador….2 de 2 alemanes son bastante “secos”, no quiero decir nada…

Próximo destino:

Share on Facebook Share

DESPEDIDAS


A 6 días de terminar el que espero que sea el último examen de la carrera comenzará una de las experiencias más importantes de nuestra vida…nos vamos a vivir a Australia ¡como mínimo 6 meses! ¿Listos? ¡Empezamos!

En esos días voy a darme cuenta de lo que es necesitar más horas en un solo día…tengo que pasar todo el tiempo que pueda con la familia, amigos y terminar de cerrar algunos temas de la Universidad y sobre todo el tema de las maletas….con restricciones de 15 kg en el primer vuelo y de 20kg para el segundo, ¿resultado final? Pues mucha ropa que se queda en casa y que mi hermano seguro va a disfrutar……

Tras las despedidas de los familiares toca la de los amigos…en verano es complicado reunir a todos los que te gustaría, pero una barbacoa suele dar buenos resultados, sobre todo si la prepara JD! La fiesta pre-cumpleaños fue lo mejor, no me lo esperaba! Y el regalo menos! Esa camiseta de España que uno recibe el día antes de que seamos CAMPEONES DEL MUNDO….no tiene precio! Ahora le falta una estrella, pero ya lo arreglaremos. Os echaré de menos a todos!! Y por supuesto nuestros amigos italianos, o como nosotros los llamamos: la FAMILIA, que vinieron simplemente para decirnos adiós y desearnos lo mejor, increíble el esfuerzo que hicieron al “acercarse” a España para la ocasión, estas cosas te hacen valorar mucho más a los amigos. Por supuesto siempre quedan otros muchos en el tintero a los que no ha habido tiempo de avisar, como Jorge o Carlos V ¡ya os escribiré a ver si me perdonáis!

Éstos últimos días los aprovechamos para tomar algo del sol de Cádiz y comer aquello que sabemos que podremos echar más de menos….la paella vamos, y si juntamos a la familia en esto entonces ya si que no tiene precio, como esas olas que cogimos JD, mi hermano y yo…todos sabemos ya que el surf es en un gran % el compartir enormes momentos con las personas que te da la gana.

Y por fin llegó el día, Martes 13….te cagas, desafiando todas las supersticiones. ¡Allá vamos!

Share on Facebook Share